lunes, 25 de junio de 2007

SOY EL MILAGRO MÁS GRANDE DE LA NATURALEZA

SOY EL MILAGRO MÁS GRANDE DE LA NATURALEZA

Jamás ha existido otro con mi mente, mi corazón, mis ojos, mis manos, nadie que piense y hable y nadie como yo, soy único, por eso mi misión sólo puedo yo cumplirla.

Nadie puede hacer lo que yo hago
Nadie puede engendrar a mi hijo
Nadie puede vender como yo
Debo hacer que esta singularidad de fruto al máximo.
Soy el milagro más grande de la naturaleza.
Ya no intentaré imitar a los demás, una mercancía se vende por que ofrece algo diferente y único.
Yo tengo que hacer sentir mi singularidad por que es valiosa, es fruto de miles de años de esfuerzo humano, pero no estoy empleando más que un mínimo de este potencial ilimitado de que dispongo, por eso no puedo satisfacerme con los éxitos del ayer, ni complacerme en abrazos, mis éxitos son demasiado pequeño para exigir reconciliando.
Soy el milagro más grande de la naturaleza
Y estoy en la tierra con un propósito, crecer hasta convertirme en montaña, no disminuirme hasta acabar en grano de arena.
Aumentaré mi conocimiento de la humanidad, de mi mismo y de lo que ofrezco a los demás, cuidaré mi modo de hablar, recordando que mucho han tenido éxitos en sus ventas con un solo discurso bien pronunciado.
Soy el milagro más grande de la naturaleza.
Concentraré mi atención en lo que hago en cada momento, no estaré pensando en la familia mientras trabajo en el mercado, no llevaré al hogar los problemas del trabajo.
Soy el milagro más grande de la naturaleza.
Y mis ojos y mi mente podrán descubrir las buenas oportunidades, aunque se presentan ocultas, mirarán más allá de su disfraz.
Soy el milagro más grande de la naturaleza.
Y la naturaleza no conoce derrotas después de cada victoria, la lucha será menos difícil, venceré y seré el gran vendedor de las mejores mercancías, porque soy único y singular.
Soy el milagro más grande de la naturaleza.
Viviré este día como si fuese el último día de mi vida, no perderé un momento en lamentarme, por las desgracias, las derrotas, los sufrimientos del ayer.
Porque debo desperdiciar lo que es bueno en lo malo, puedo vivir de nuevo los errores de ayer y corregirlos, puedo volverme más joven que ayer, puedo anular los golpes que he asestado, y el dolor que he provocado, no el ayer ha quedado sepultado para siempre y no pensaré más en él.
Viviré este día como si fuese el último de mi vida.
Porque este día es todo lo que tengo, y estas horas mi ahora mi eternidad, soy en realidad un hombre afortunado, no porque se me ha permitido vivir este día extra, cuando otros muchos mejores que yo han muerto, es esta otra oportunidad para convertirme en el hombre que yo se que puedo ser, si malgasto el día de hoy destruyo la última página de mi vida.
Viviré este día como si fuese el último de mi vida.
Evitaré cuanto mata el tiempo a la indecisión, la destruiré con la acción.
A las dudas con la fe,
Al temor con la confianza,
Coquetear con la ociosidad equivale a robar, y yo no soy ladrón.
Viviré este día como si fuese el último de mi vida.
Los deberes de hoy los cumpliré hoy, acariciaré a mis hijos, abrazaré a mi mujer y la besaré diariamente
Mañana ya no estarán, ni yo tampoco.
Hoy le presto ayuda al amigo necesitado, porque mañana ya no me necesitará.
Viviré este día como si fuese el último de mi vida.
Y si lo es será mi monumento más grande aprovecharé todas las horas y a los minutos los canjearé solamente por algo de valor.
Trabajaré más que nunca, venderé más que nunca, ganaré más que nunca, mi último día deberá ser mi mejor día.
Si esto no es mi último día, caeré de rodillas y daré gracias a nuestro Creador.

El vendedor más grande del mundo
Og Mandino


“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te Bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO: Parte I

EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO
Parte I

Hoy comienzo una nueva vida, hoy nazco de nuevo y mi lugar de nacimiento es una viña donde hay frutos para todos.
Hoy saborearé el gusto de las uvas frescas de las viñas, me tragaré la semilla del éxito, emanada en cada una, y otra nueva vida retoñara dentro de mi, la carrera que he escogido está llena de oportunidades.
En el pasado acepté el fracaso como he aceptado el dolor, ahora abrazo y estoy preparado para abrazar la sabiduría que me sacará de la sombras y me enterrará en la luz resplandeciente del bienestar, la riqueza y la felicidad no debo esperar indefinidamente y sin embargo tengo que aprender a ser paciente, la naturaleza nunca se precipita ¿Pero como lograré todo lo que deseo por que se que me faltará conocimientos y experiencias, he tropezado con mi propia ignorancia, y he caído en la compasión por mi mismo, la respuesta es sencilla, comenzaré mi viaje sin el estado de conocimientos innecesarios y sin la desventaja de una experiencia carente de significado, en estos pergaminos tengo lo único necesario, los principios que me enseñan más, de evitar el fracaso que al llegar al éxito.
El éxito está en mi interior, en cambio el fracaso es la incapacidad del hombre para alcanzar sus metas.
La diferencia entre el que fracasa y el que triunfa, radica en sus hábitos o costumbres, los buenos hábitos son la clave del éxito, los malos hábitos son la puertas abierta al fracaso, por eso me formaré con buenos hábitos y sabré ser esclavo de ellos.
El primero de mis buenos hábitos será escuchar el contenido de cada uno de estos pergaminos durante 30 días, tres veces diarias: al levantarme, por la mañana, después de comer al medio día y la última antes de acostarme a dormir.
Estoy seguro que acabaré por descubrir que reacciono ante la situación en la forma prescrita por los pergaminos y con la finalidad por que todo se hace fácil con la práctica.

Hoy comienzo una nueva vida nada retardará su crecimiento, saludaré este día con amor en mi corazón, este es el secreto más grande del éxito en todas las empresas y hasta que no domine este arte no seré más que un charlatán en el mercado, haré del amor mi arma más poderosa y nadie podrá resistirlo, podrán contradecir mis razonamientos, desconfiar de mis discursos, desaprobar mi modo de vestir, pero mi amor irradiará calor sobre sus corazones, saludaré este día con amor en mi corazón. ¿Cómo? Contemplaré todo con amor y seré un hombre nuevo y amaré al sol porque me da calor, y a la lluvia porque purifica y fecunda.
Amaré a la luz porque me muestra el camino y amaré a la oscuridad por que me enseña las estrellas, saludaré este día con amor en mi corazón ¿Y como hablaré? Elogiaré a mis enemigos y se volverán mis amigos, animaré a mis amigos y será mis hermanos, buscaré siempre la forma de hablar bien nunca mal de nadie.
¿Qué? Acaso los pájaros, el viento y el mar no hablan todos con la música de alabanza para su Creador, no podré hablar así a sus hijos, saludaré y amaré a todas las personas, por que todos tienen cualidades propias digna de admiración, aunque tal vez ocultas.
Amaré al hombre con aspiraciones porque puede inspirarme,
Amaré a los que fracasarán porque pueden enseñarme,
Amaré a los ricos porque sufren de soledad,
Amaré a los pobres porque son tantos,
Amaré a los jóvenes por la fe a que se aferran,
Saludaré este día con amor en mi corazón
¿Pero como reaccionaré ante la conducta de los demás?
Amándome a mi mismo, evitaré todo lo que puede dañar mi cuerpo, mi alma, mi mente, mi corazón, no permitiré al vicio ser amo de mi cuerpo, ni dejaré que mi alma se vuelva complaciente y satisfecha.
Seré moderado en todos los apetitos, y alimentaré el espíritu con la meditación y la oración, el odio ha sido desterrado de mi ser, saludaré este día con amor en el corazón, viviré en el amor y tendré éxito.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Reconoceré que cada día la vida me pone de nuevo a prueba pero no nací en la derrota no, no me dejaré contagiar por los le lloran y se quejan.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Los premios en la vida se encuentran al final de cada jornada, no al principio. Daré siempre un paso más y si no es suficiente daré todo mi esfuerzo diario, será como el golpe tenaz del hacha sobre el duro roble, seré como las gotas de lluvia que acaba por demoler una montaña o como la estrella que ilumina toda la tierra,
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Desaparecerá de mi vocabulario palabras como no puedo, fracaso, no hay esperanza, trabajaré y alcanzaré mi meta, algunos obstáculos, serán superados, pasando por encima o por debajo pero ninguno me detendrá, el eco de un NO, hará sonar en mi memoria la melodía del SI, como la noche precede al día, no permitiré que la jornada termine en fracaso, intentaré una vez más, el éxito de este día está a un paso y yo voy a darlos.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
No dejaré que los triunfos de ayer me hagan caer en la vana complacencia de hoy, saludaré al nuevo día con la confianza de que será superior al de ayer pero inferior al de mañana mientras haya un alto en mí,
Persistiré hasta alcanzar el éxito y lo alcanzaré.

El vendedor más grande del mundo
Parte I
Og Mandino

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te Bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO: Parte II

EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO
Parte II

Hoy seré dueño de mis emociones,
La naturaleza es un ciclo incesante, la marea sube y baja, el sol aparece y se oculta, al invierno, le sigue la primavera, yo soy parte de esa naturaleza y mis estados de ánimo suben y bajan.
Pero hoy seré dueño de mis emociones,
Si el gozo de ayer es la tristeza de hoy, ésta se convertirá en las alegrías del mañana.
¿Cómo dominar estas emociones para que cada día sea más productivo?
No puedo ofrecer a mis clientes pesimismo porque, su reacción será negativa.
Tengo que ofrecerles gozo y entusiasmo para que me acepten y me compren.
Tengo que ser dueño de mis emociones.
Si me siento deprimido cantaré,
Si me siento triste reiré
Si me siento enfermo redoblaré mi trabajo,
Si siento miedo me lanzaré adelante,
Si me siento inferior miraré hacia el cielo,
Si me siento inseguro levantaré la voz,
Si siento la pobreza pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante recordaré mis elevadas metas.
Hoy seré dueño de mis emociones
Sabré reconocer las fuerzas destructoras que se me acerquen; con una aparente sonrisa.
Si quiere invadirme la confianza excesiva recordaré mis fracasos.
A la abundancia opondré el recuerdo de mis escaceses.
A las ideas de grandeza presentaré mis pasadas humillaciones
Si la riqueza me sonríe me acordaré de los pobres.
Al orgullo lo aplastaré con mis momentos de debilidad.
Hoy seré dueño de mis emociones
Así comprenderé y reconoceré los estados de ánimo de aquellos con quienes me encuentre.
Toleraré sus enojos y sabré ignorar sus insultos, mañana su humor será distinto y visitarlos será un placer.
No volveré a juzgar a una persona a primera vista, este es un secreto que me abrirá de par en par las puertas de la riqueza.
Hoy seré dueño de mis emociones
Así seré dueño de mi mismo, controlaré mi destino, seré grande.
Me convertiré en el vendedor más grande del mundo
Me reiré del mundo, la risa es un don que solo el hombre posee y que puede usar cuando quiera.
Cultivaré el hábito a la risa y aliviaré todos mis pesares, me reiré del mundo y en especial de mi mismo, no caeré más en la trampa de tomar al hombre demasiado en serio, por que siempre será un grano de arena agitado por el viento.
Que me parecerá mi preocupación de hoy, dentro de 10 años: insignificante, por eso me reiré del mundo.
Pero cómo lo lograré cuando esté a un hombre o a circunstancias que provocan mis lágrimas o maldiciones
Aprenderé a repetir tres palabras hasta que se hagan hábito en mi mente y en mi conducta:
¡Esto pasará también!
¡Esto pasará también!
¡Esto pasará también!
Todas las cosas mundanales se acaban, el orgullo y la depresión, la pobreza y la riqueza.
¿Dónde está el que edificó la pirámide?
No esta sepultado bajo sus piedras
Trabajaré más no para estar triste, que para ser feliz, la felicidad no es para almacenarse.
Hoy disfrutaré de la felicidad de hoy y cada día sembraré y cosecharé la de ese día.
Hoy me reiré del mundo y mi risa dará a todas las cosas su justa medida.

Al reírme de mis fracasos los convertiré en nuevos sueños, el día será triunfante sólo cuando mi sonrisa haga sonreír a otros, así los conquistaré.
En adelante no derramaré más que las lagrimas de sudor, las otras no tienen valor en el mercado, en cambio las sonrisas valen oro y cada palabra bondadosa salida del corazón puede edificar un castillo.
Me reiré de mi mismo sin permitirme una opinión demasiado buena de mi persona.
En esto debo ser como un niño capaz de admirar a los demás y dispuesto a aprender de ellos.
Me reiré del mundo y no seré jamás pobre porque solamente con la risa y la felicidad puedo tener verdadero éxito y gozar del fruto de mi trabajo.
La felicidad es el vino que acompaña al banquete del éxito y la risa la doncella que los sirve.
Seré feliz, tendré éxito seré el más grande vendedor que el mundo haya conocido.
Hoy multiplicaré mi valor en un cien por ciento.
Para esto, lo plantaré como un trigo en la oscuridad de mis debilidades, ignorancia y fracasos para que el sol, la lluvia y el viento de mis esfuerzos, privaciones y buenas ideas lo hagan germinar al máximo.
Hoy multiplicaré mi valor en un cien por ciento.
Fijándome metas para el día, la semana, el mes, el año, la vida; no me preocuparé por que aparezcan demasiado altas, para alcanzar al águila con la flecha se dispara como si debiera llegar a la luna.
Hoy multiplicaré mi valor en un cien por ciento, sin asombrarme de la magnitud de las metas, aunque tropiece antes de alcanzarlo, si esto sucede volveré a levantarme una y otra vez.
Si unos quieren hacer con su barro una cueva, yo para mí quiero hacer un castillo, así como el sol calienta la tierra así las palabras de estos pergaminos calentarán mi vida y harán realidad mis sueños.
Cada día subiré más alto.
Hoy multiplicaré mi valor en un cien por ciento, y lo diré a los cuatro vientos, una vez que los demás conozcan mis metas, no podré retroceder hasta hacerlo realidad.
Por eso nunca apuntaré demasiado bajo, ni me sentiré satisfecho con lo que haya logrado, tampoco proclamaré mis éxitos.
Hoy multiplicaré mi valor en un cien por ciento, y todos se asombrarán de la forma en que las verdades de estos pergaminos se cumplen en mí.
Todos mis sueños, planes y metas carecen de valor si no son seguido de la acción, por eso procederé ahora mismo.
Ni el mapa hace avanzar al viajero, ni la más sabia ley evita el crimen, tampoco estos pergaminos harán de mi, el vendedor mas grande del mundo, sino pongo manos a la obra, procederé ahora mismo.
Mis retrasos pasados se han debido al temor, ahora se que puedo y debo superarlos, avanzaré sin vacilación y el temblor de mi corazón desaparecerá, mi ejemplo es la luciérnaga que proyecta su luz, sólo cuando vuela, cuando está en acción.

Procederé ahora mismo, no eludiré las tareas de hoy ni las pospondré para mañana, porque el mañana nunca llega, es mejor actuar y fracasar que estar inactivo y salir del paso a duras penas.
Procederé ahora mismo, ahora mismo, ahora mismo, me repetiré estas palabras sin cesar hasta que sea para mí como el aire que respiro.
Así prepararé mi mente para el éxito las repetiré al saltar de la cama por la mañana, dejando al fracasado que duerma una hora más.
Procederé ahora mismo, me lo diré al encontrarme con el primer cliente.
Procederé ahora mismo, me lo diré frente a una puerta cerrada, ante la tentación de la derrota, ante la indecisión de emprender un esfuerzo más caminaré por donde el medroso teme andar, trabajaré cuando el fracasado busque descanso.
Procederé ahora mismo, y podré decir que mi labor está cumplida, antes que el fracasado diga que es demasiado tarde.
Procederé ahora mismo, porque el ahora es todo lo que tengo, mañana es el día en que el débil se vuelve fuerte, pero yo no soy débil, mañana es el día en que el fracasado tendrá éxito, pero yo no soy un fracasado, yo tengo hambre y sed de éxito, de paz, de felicidad por eso para no morir procederé ahora mismo.
El éxito no esperará, el momento es ahora, este es el lugar, yo soy el hombre,
Procederé ahora mismo
Que hombre tiene tan poca fe, que en un momento de gran angustia no haya invocado a Dios, no necesita estar saturado de religión para reconocer que nuestros clamores son una forma de oración y que no hay nada indigno en clamar pidiendo ayuda.
De ahora en adelante oraré no para pedir cosas sino para obtener luz y dirección, pediré orientación, guía, luz, a fin de que se me señale el camino para adquirir estas cosas y mi oración siempre encontrará respuestas.

ORACIÓN

Señor Creador de todas las cosas ayúdame
para que no pierda el camino del éxito y la felicidad,
no pido oro ni comodidades, dame la habilidad,
para aprovechar mis oportunidades.
Enséñame a conquistar con palabras y a prosperar con amor,
enséñame a permanecer humilde en los fracasos sin perder
de vista el premio de la victoria.
Ponme frente a temores que puedan templar mi espíritu,
pero dame el valor para reírme de mis dudas.
Dame un número suficiente de días para alcanzar mis metas
pero también ayúdame para vivir el hoy como si fuera el último.
Guía mis palabras para que sean fructuosas,
disciplíname para no darme por vencido y
ábreme los ojos para ver la oportunidad.
Enriquéceme con buenos hábitos,
pero dame comprensión para las debilidades humanas
que comprenda que todo pasará,
pero que reconozca también cuanto he logrado.
Expónme al odio para que no me sea extraño,
pero lléname de amor para hacer de los extraños mis amigos.
Que todo esto sea así si es tu voluntad.
Debe existir un lugar para mí, guíame, ayúdame,
señálame el camino, haz que llegue a ser todo,
todo lo que tu tenías planeado para mí,
cuando me plantaste para germinar en la viña del mundo,
ayuda a este ser, a este humilde vendedor.

Guíame Dios, guíame Señor.
Amén.

El vendedor más grande del mundo
Parte II
Og Mandino

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te Bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

EL PERGAMINO NÚMERO SEIS

EL PERGAMINO NÚMERO SEIS

Hoy seré dueño de mis emociones.

La marea sube; la marea baja. Pasa el invierno y llega el verano. Declina el verano y aumenta el frío. El sol sale; el sol se pone. La luna está llena; la luna es negra. Llegan los pájaros; y luego parten. Florecen las flores; las flores se marchitan. Se siembra la semilla; se recoge la cosecha. La naturaleza toda es un ciclo de estados de ánimo y yo soy parte de la naturaleza, y así como la marea, subirán mis estados de ánimo; mis estados de ánimo bajarán.
Hoy seré dueño de mis emociones.
Es una de las estratagemas de la naturaleza, escasamente comprendida, que cada día amanezco con estados de ánimo que han cambiado desde ayer. El gozo de ayer se convertirá en la tristeza de hoy; sin embargo la tristeza de hoy pasará a ser el gozo del mañana. Dentro de mí hay una rueda, que cambia constantemente de la tristeza al gozo, de los transportes de alegría a la depresión, de la felicidad a la melancolía. A igual que las flores, los capullos de gozo de hoy se marchitarán y abatirán, y sin embargo recordaré que las flores secas de hoy llevan la semilla del pimpollo del mañana; así también la tristeza de hoy contiene la simiente del gozo del mañana.
Hoy seré dueño de mis emociones.
¿Y cómo dominaré estas emociones para que cada día sea productivo? Porque a menos que mi estado de ánimo sea el correcto, mi vida será un fracaso. Los árboles y las plantas dependen del tiempo para florecer, pero yo elaboro mi propio tiempo, que digo, lo llevo conmigo. Pero si yo les ofrezco a mis clientes lluvia y lobreguez y tinieblas y pesimismo, reaccionarán con tristeza, tinieblas y pesimismo y no me comprarán nada. Si les ofrezco gozo y entusiasmo y claridad y alegría a mis clientes, reaccionarán con gozo y entusiasmo, claridad y alegría, y mi tiempo me producirá una cosecha de ventas y un granero de oro.
Hoy seré dueño de mis emociones.
¿Y cómo dominaré a mis emociones para que todos los días sean días felices y productivos? Aprenderé este secreto de los siglos: Débil es aquel que permite que sus pensamientos controlen sus acciones; fuerte es aquel que compele a sus acciones que controlen sus pensamientos. Todos los días cuando despierto seguiré este plan de batalla antes de ser capturado por las fuerzas de la tristeza, de la autocompasión y del fracaso:
Si me siento deprimido cantaré.
Si me siento triste reiré.
Si me siento enfermo redoblaré mi trabajo.
Si siento miedo me lanzaré adelante.
Si me siento inferior vestiré ropas nuevas.
Si me siento inseguro levantaré la voz.
Si siento pobreza pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante recordaré mis metas.
Hoy seré dueño de mis emociones.
De aquí en adelante, sabré que sólo aquellos con habilidad inferior podrán estar siempre a su nivel más alto, y yo no soy inferior. Habrá días cuando tenga que luchar constantemente contra fuerzas que me desgarrarían. Aunque el desánimo y la tristeza son fáciles de reconocer, hay otros que se nos aproximan con una sonrisa y con un amistoso apretón de manos pero también pueden destruirnos. Contra ellos, también, debo estar siempre alerta:
Si se apodera de mí la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.
Si me siento inclinado a entregarme con exceso a la buena vida, recordaré hambres pasadas.
Si siento complacencia, recordaré mis competidores.
Si disfruto de momentos de grandeza, recordaré momentos de vergüenza.
Si me siento todopoderoso, procuraré detener el viento.
Si alcanzo grandes riquezas, recordaré una boca hambrienta.
Si me siento orgulloso en exceso, recordaré un momento de debilidad.
Si pienso que mi habilidad no tiene igual, contemplaré las estrellas.
Hoy seré dueño de mis emociones.
Y con este nuevo conocimiento comprenderé también y reconoceré los estados de ánimo de aquel a quien visite. Toleraré su enojo y su irritación de hoy porque no sabe el secreto de dominar su mente. Puedo resistir sus saetas e insultos porque ahora sé que mañana cambiará y será un gozo visitarlo.
No juzgaré más a un hombre por una sola visita; no dejaré jamás de visitar de nuevo mañana a aquel que hoy me demuestra odio. Hoy no comprará carrozas de oro por un centavo, y sin embargo mañana canjeará su casa por un árbol. El conocimiento que tengo de este secreto será la llave que me abre las puertas de la riqueza.
Hoy seré dueño de mis emociones.
De aquí en adelante reconoceré e identificaré el misterio de los estados de ánimo de toda la humanidad, y en mí. Desde este momento estoy preparado para dominar cualquier tipo de personalidad que se despierta en mí todos los días. Dominaré mis estados de ánimo mediante una acción positiva, y cuando haya dominado mis estados de ánimo, controlaré mi destino.
Hoy controlo mi destino, y mi destino es el de convertirme en el vendedor más grande del inundo.
Seré dueño de mí mismo.
Seré grande.

El vendedor más grande del mundo
Og Mandino

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te Bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

EL PERGAMINO NÚMERO DIEZ

EL PERGAMINO NÚMERO DIEZ

¿Qué hombre tiene tan poca fe que en un momento de gran desastre y de angustia no ha invocado a su Dios? ¿Quién no ha clamado cuando se ha visto confrontado con el peligro, la muerte, o un misterio superior a su comprensión o experiencia normal? ¿De dónde procede este profundo instinto, que se expresa por la boca de todos los seres vivientes en momentos de peligro?
Agite la mano rápidamente ante los ojos de alguno, y sus párpados pestañearán. Déle a otro un golpecito en la rodilla y la pierna dará un salto. Confronte a otro con una historia de horror y sus labios dirán: «Dios mío», en virtud del mismo impulso.
Mi vida no tiene que estar saturada de religión para reconocer este gran misterio de la naturaleza. Todos los seres que andan por la tierra, incluso el hombre, poseen el instinto de clamar pidiendo ayuda. ¿Por qué es que poseemos este instinto, este don?
¿No son nuestros clamores una forma de oración? ¿No sería incomprensible, en un mundo gobernado por las leyes de la naturaleza, otorgar a un cordero o a una mula, o a un pajarillo o al hombre el instinto de clamar pidiendo ayuda, si alguna mente superior no hubiese también determinado que el clamor fuese escuchado por un poder superior con la habilidad de escuchar y de responder a nuestro clamor? De aquí en adelante oraré, pero mis clamores pidiendo ayuda serán solo clamores pidiendo dirección.
Nunca oraré pidiendo las cosas materiales de este mundo. No estoy llamando a un sirviente para que me traiga alimentos. No le estoy ordenando a un fondista o mesonero para que me proporcione habitación. No pediré jamás que se me otorgue oro, o amor, o buena salud, o victorias mezquinas, o la fama, o el éxito o la felicidad. Sólo oraré por directivas y orientaciones, para que se me señale el camino para adquirir estas cosas, y mi oración será contestada siempre.
Quizá recibiré la dirección y orientación que busco, o tal vez no, pero ¿no son estas dos cosas una respuesta? Si el niño le pide pan a su padre, y el padre no se lo da, ¿no le ha respondido el padre?
Oraré pidiendo directivas y orientación, y oraré como un vendedor de esta manera:

Oh creador de todas las cosas, ayúdame. Porque hoy me interno en el mundo desnudo y solo, y sin tu mano que me guíe me extraviaré del camino que conduce al éxito y a la felicidad.
No pido ni oro ni ropas ni aún las oportunidades en consonancia con mi habilidad; en cambio guíame para que adquiera habilidad para aprovechar mis oportunidades.
Tú les has enseñado al león y al águila cómo cazar y prosperar con sus dientes y sus garras. Enséñame a cazar con palabras y a prosperar con amor para que sea un león entre los hombres y águila en el mercado.
Ayúdame a permanecer humilde en los obstáculos, y fracasos; sin embargo, no ocultes de mi vista el premio que acompañará a la victoria.
Asígname tareas en cuyo desempeño otros hayan fracasado; sin embargo guíame para que pueda arrancar las semillas del éxito de entre sus fracasos. Confróntame con temores que me templen el espíritu; sin embargo, concédeme el valor para reírme de mis dudas.
Dame un número suficiente de días para alcanzar mis metas; y sin embargo ayúdame para vivir hoy como si fuera mi último día.
Guíame en mis palabras para que produzcan frutos. Sin embargo sella mis labios para que no diga chismes y nadie sea calumniado.
Disciplíname para que adquiera el hábito de no cejar nunca; sin embargo señálame la forma de usar la ley de los promedios. Hazme alerta a fin de reconocer la oportunidad; y sin embargo otórgame paciencia que concentrará mis fuerzas.
Báñame en buenos hábitos para que los malos se ahoguen; sin embargo concédeme compasión para las debilidades de los hombres. Déjame saber que todo pasará; sin embargo ayúdame a contar mis bendiciones de hoy.
Exponme ante el odio para que no me sea extraño; sin embargo llena mi copa de amor para que pueda convertir a los extraños en amigos.
Pero que todas estas cosas sean así si es tu voluntad. Soy tan sólo un pequeño y solitario grano de uva que se aferra a la viña, y sin embargo me has hecho distinto de todos los demás. En realidad debe existir un lugar especial para mí. Guíame. Ayúdame. Señálame el camino.
Déjame que llegue a ser todo lo que tienes planeado para mí cuando mi semilla fue plantada y seleccionada por ti para germinar en la viña del mundo.
Ayuda a este humilde vendedor. Guíame, Dios.

El vendedor más grande del mundo
Og Mandino

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te Bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

martes, 12 de junio de 2007

CÓMO GANAR AMIGOS E INFLUIR EN LAS PERSONAS

CÓMO GANAR AMIGOS E INFLUIR EN LAS PERSONAS

Dale Carnegie

A principios del S. XX, Dale Carnegie se dio cuenta que se ignoraba cómo se podía persuadir a las personas. En el libro "Cómo ganar amigos e influir en las personas", basado en la experiencia propia y de muchas mas personas, se recogen unas sencillas reglas que de observarse pueden cambiar sustancialmente su vida.

Gran éxito de ventas en su día, tras un paréntesis en el olvido, vuelve a estar rabiosamente de actualidad. De hecho, gran parte del marketing moderno se basa en sus ideas. A continuación puede leer un extracto del libro.

REGLA 1. No critique, no condene ni se queje.

La crítica es inútil porque pone a la otra persona en la defensiva, y por lo común hace que trate de justificarse, tratando además de censurar a su oponente. La crítica es peligrosa, porque lastima el orgullo y despierta su resentimiento. En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen.
"No juzgues si no quieres ser juzgado" Nuevo Testamento. Cuando tratamos con la gente debemos recordar que no tratamos con criaturas lógicas. Tratamos con criaturas emotivas, criaturas erizadas de prejuicios e impulsadas por el orgullo y la vanidad. "No hablaré mal de hombre alguno y de todos diré todo lo bueno que sepa" Benjamin Franklin.

REGLA 2. Demuestre aprecio honrado y sincero.

Sólo hay un medio para conseguir que alguien haga algo, y es el de hacer que el prójimo quiera hacerlo (beneficio propio), que le sea productivo. "Todo lo que usted y yo hacemos surge de dos motivos: el impulso sexual y el deseo de ser grande" Dr. Sigmund Freud. "El impulso más profundo de la naturaleza humana es el deseo de ser importante" Dr. John Dewey. Muchas personas que enloquecen o se suicidan encuentran en ese estado ese sentido de su importancia que no pudieron obtener en el mundo de la realidad. Ahora imagínese los milagros que usted y yo podremos lograr si damos al prójimo una honrada apreciación de su importancia. "Considero que el mayor bien que poseo es mi capacidad para despertar entusiasmo entre los hombres, y que la forma de desarrollar lo mejor que hay en el hombre es por medio del aprecio y el aliento. Nada hay que mate tanto las ambiciones de una persona como las críticas de sus superiores. Yo jamás critico a nadie. Creo que se debe dar a una persona un incentivo para que trabaje. Por eso siempre estoy deseoso de ensalzar, pero soy remiso para encontrar defectos. Si algo me gusta, soy caluroso en mi aprobación y generoso en mis elogios" Charles Schwab. Con frecuencia damos tan por sentada la presencia de nuestro cónyuge que nunca le manifestamos nuestro aprecio. Alimentamos los cuerpos de nuestros hijos y amigos y empleados; pero muy raras veces alimentamos su propia estima. La diferencia entre la apreciación y la adulación es muy sencilla. Una es sincera y la otra no. "Pasaré una sola vez por este camino; de modo que cualquier bien que pueda hacer o cualquier cortesía que pueda tener para con cualquier ser humano, que sea ahora. No la dejaré para mañana, ni la olvidaré, porque nunca más volveré a pasar por aquí." Dale Carnegie. "Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él". Emerson.

REGLA 3. Despierte en los demás un deseo vehemente.

El único medio de que disponemos para influir sobre el prójimo es hablar acerca de lo que él quiere, y demostrarle cómo conseguirlo. "La acción surge de lo que deseamos fundamentalmente y el mejor consejo que puede darse a los que pretenden ser persuasivos, ya sea en los negocios, en el hogar, en la escuela o en la política es éste: primero, despertar en la otra persona un franco deseo. Quien puede hacerlo tiene al mundo entero consigo.. Quien no puede, marcha solo por el camino" Dr. Henry A, Overstreet. "Si hay un secreto del éxito, reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio" Henry Ford. Si un vendedor puede demostrarnos que sus servicios o sus productos nos ayudarán a resolver nuestros problemas, no tendrá que esforzarse por vendernos nada. Los pocos individuos que sin egoísmo tratan de servir a los demás tienen enormes ventajas. No hay competencia contra ellos. "El hombre que se puede poner en el lugar de los demás que puede comprender el funcionamiento de la mente ajena, no tiene por qué preocuparse por el futuro". Owen D. Young

Cómo ganar amigos e influir en las personas
Dale Carnegie

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te Bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

LAS 20 FRASES SOBRE COMUNICACIÓN

LAS 20 FRASES SOBRE COMUNICACIÓN


"Cuando alguien habla demasiado, sus palabras suenan sin oírse." (Konrad Adenauer).

"El tiempo que necesito para prepararme un discurso de 10 minutos es de dos semanas. El que necesito para uno de una hora, es de una semana. Y si quieren que haga uno que dure dos horas ¡estoy listo ahora mismo!" (Woodrow Wilson).

"Encanto, más talento, más una ligera informalidad, le ayudarán mucho al principio; pero al final de cuentas, es la brevedad la que conquista el corazón del público." (R. Cheney).

"La discreción en el hablar importa más que la elocuencia." (Baltasar Gracián).

"No hables sino cuando estés perfectamente instruido o cuando te veas obligado a romper el silencio. Sólo en este caso vale más hablar que callar; fuera de éste, más vale callar que hablar." (Isócrates).

"La plática que no incita a la acción, más que soportarla, resulta un tormento escucharla." (Thomas Carlyle).

"No hay sendero que lleve a una persona a hacer carrera más rápidamente y a crearse una buena reputación que la destreza del buen orador." (Philip D. Armour).

"Oigo y olvido. Veo y recuerdo. Hago y entiendo." (Proverbio chino).

"Para hacerse comprender lo primero que hay que hacer con la gente, es hablarle a los ojos." (Napoleón).

"Pon tu corazón, tu mente, tu intelecto y tu alma incluso en tus más pequeños actos. En esto reside el secreto del éxito." (Swami Sivananda).

"Recuerde que no basta con decir una cosa correcta en el lugar correcto, es mejor todavía pensar en no decir algo incorrecto en un momento tentador." (Benjamin Franklin).

"Siempre hay tiempo para soltar las palabras, pero no para retirarlas." (Baltasar Gracián)

"Un buen orador siempre será un simple hablador y estará perdido si no sabe captar a la audiencia con su corazón y su mente." (Wilson Mizner).

"Una persona que actúa bajo la influencia de sus sentimientos sabe proyectar su yo real de una forma natural y espontánea. Un orador que demuestra interés, sabe despertar normalmente interés." (Dale Carnegie).

"Yo sé que usted cree comprender lo que piensa que yo he dicho, pero no sé si se da cuenta de que lo que usted ha oído no es lo que yo quería decir." (Pierre Rataud de su libro "Técnicas de Venta").

"Querer hablar y oírse no sale bien; y si hablarse a solas es locura, escucharse delante de otros será doblada." (Baltasar Gracián)

"Antes de hablar, piensa lo que vas a decir; la lengua, en muchos, precede a la reflexión." (Isócrates).

"Si no sabéis comunicar bien con los demás, no sabréis convencer ni motivar. Si no sabéis comunicar estaréis mal informados y no podréis dirigir ni controlar con eficacia." (Robert Papin).

"No hables demasiado, que quien mucho habla mucho yerra y da indicios de saber poco. No hay cosa de más peligro ni de menos autoridad que las demasiadas palabras." (Santa Teresa de Jesús).

"Aprendamos a decir las cosas con presteza, claramente, de forma sencilla y con una determinación serena: hablemos poco, pero con claridad; no digamos más que lo que es estrictamente necesario." (Emile Coué).

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te Bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

Buscar este blog

Cargando...
Google

Bienvenidos amigos y amigas a la Familia del Universo del Blog

Bienvenidos amigos y amigas a la Familia de Tu Blog Amigo

Me da gusto que hayas tomado la elección correcta. Y no puedo contener la alegría y emoción para felicitarte por haber ingresado a un servicio eficiente, rápido y de calidad del Universo del Blog, aquí usted podrá enterase cuán importante es crear un blog y a que campo lo puede orientar:
• Personal,
• Temático,
• Empresarial,
• Fotoblog,
• Audioblog, y lo mas nuevo,
• Educativos
• Blogs para teléfonos celulares (disponible sólo en Estados Unidos).
SI TIENES UNA EMPRESA.
Un blog te ayuda en lo siguiente:
• Permite interactuar muchísimo con tus clientes, puedes proporcionarles toda clase de información acerca de los productos o servicios que manejas.
• Puedes hacerles llegar:
a) Consejos técnicos
b) Respuestas a dudas
c) Cambios en el funcionamiento de algo,
d) Actualizaciones de software,
e) Hojas técnicas,
f) Fechas de seminarios.
En fin, cualquier información que les sea de utilidad, seguramente te lo agradecerán mucho, ya que les estarás proporcionando una fuente valiosa de información.
El futuro y evolución de los Blog ó bitácoras en los próximos años está íntimamente ligado al consumo de información que la sociedad demanda diariamente.En la actualidad son objeto de estrategia y aplicación en todos los ámbitos que necesiten de capital intelectual, constantes.
• Medios de comunicación,
• Empresas,
• Investigación y
• Educación son actividades que los usan diariamente.
Con casi 10 millones de blogs a finales de 2004, muchos abandonados sobre todo por la facilidad de creación y falta de motivación para actualizarlo regularmente, son una fuente de contenidos en la red: infinita.
LE INVITAMOS A CREAR SU WEB BLOG, SOLICITE REUNIÓN SIN COMPROMISO.
Escríbenos a:
internet@informaticos.com
exired@hotmail.com
Llámanos:
A los teléfonos:
533 4303 – 9568 0369

TU RELOJ MUNDIAL